En el ocaso
                nocturna mariposa
                                           bebe mi boca


La lune tombe
le soleil se lève
et soit jour
ou soit nuit
je te cherche
je te trouve
mais... je ne veux pas te quitter
car tu m'aimes
et je t'aime
soit lune ou soit soleil....
  Graciela Salas


Graciela Salas ha publicado varias poesías a lo largo de su carrera, con distintos estilos y pasando por casi todas las formas poeticas existentes tanto de arte menor como de arte mayor, duplos, tercetos, cuartetos, coplas, liras, octavas, sonetos, cantos, haiku, arts poetica y demás.

Es en este sentido que publica su mas reciente libro Kaleidoscopio, una recopilación de sus propios poemas y que la autora ha decidido separar en 5 secciones: Del Viento, De la tierra, Del fuego, De la vida y Del agua, en referencia a los cuatro elementos y el quinto que es la propia vida. El libro, a su vez, cuenta con varias ilustraciones de destacados pintores latinoamericanos dentro de los que sobresalen Jose Luis Cuevas (México), Nelson Dominguez (Cuba), Ernesto Garcia Peña (Cuba), Carlos Jurado (México), Luis Miguel Valdez (Cuba), y Edgar Zuñiga (Costa Rica)


Kaleidoscopio, por Graciela Salas (Portada y algunas ilustraciones)

 

PEREGRINO

Un viento envuelve
          la sombra del silencio

Es el hueco rumor                
        del fuego
                que calcina
                          el alma

Bajo el canto del olivo
          vuela la mariposa 
              para salvaguardar
                            tu nombre
                                 peregrino

De aroma hinojos
           bebe mi lágrima de mar
escuchando
                 las voces del destino

 

  Graciela Salas

ELEGÍA

Suspira  alma  mísera dormida
bajo tu sombra vive la  tristeza
que fluye por el manto de la herida

Atormentada buscas la  nobleza             
del viento que transporta en la memoria
los amores que fueron tu grandeza          

Tu voluntad perdida en la victoria
encontrará el camino luminoso 
que te lleve a los cielos de la gloria

Quizás será un pasaje doloroso
o un pensamiento dulce de la mente
que  librará tu espíritu elocuente 

¡Despierta y vivirás ternamente!  
 

  Graciela Salas

HEREDAD
A mis hermanos Miky, Pepe, Mario y Poncho

Un viento del norte
arrebató
tu fiel  promesa
la ternura de un beso
una caricia

Destierro ha sido tu partida
                     Nadie volvió a rezar por mí
                                                  desde que era niña

¿Dónde tu corazón
                     para cubrir mi herida?

¿Acaso soy  tu ceño?
              ¿o tu  mirada palpitante?

Triste misterio
                vivo en la esperanza

Hoy  (del abismo)
                       quiero
                                revivir
                                      la llama de tu ausencia

   

  Graciela Salas

PAZ
A Renata Gómez Lameiras

Colérico bebe el hombre su dolor
                   abre en la tierra una herida
Polvo de sangre cubre la oquedad de la roca
                                                  Anuncia muerte

Como pájaro herido llora un niño
              sus ojos desnudos de saber
                     extraen frías palabras con hambre de paz

¿Quién bebe mi voz?

 Poeta
        sostén los cuatro cielos cardinales
               y desvanece la atmósfera violácea

Si ves pasar la paz
                        dile
                        que ha dejado un hueco en mi soledad

Paz irreverente
                        Anónima
                                       Mística
                                                    Encarnada

¡Levanta tu voz para morir en paz!
 

  Graciela Salas

MORTIS

En el ocaso de mis lunas
mi sombra
su sombra llora

Donde aguarda
navegaré
profana  mortaja de mi muerte

En el lugar del rojo y el negro
¿veré el principio
de tus ojos en el río?

Mañana
con el cuerpo de tierra ya cubierto
renaceré
para morir
en cada muerte

 

  Graciela Salas

SUEÑO

Amargas son las horas que emergen del abismo.
Un dolor invisible más fiero que la guerra:
trasforma los senderos y humanidad entierra
del sacrílego mundo cubierto en cataclismo.

El color de la sangre despierta el egoísmo,
trasporta los presagios y al hijo lo destierra
donde aguardan  silencios y sólo Dios se aferra,
inseguros sus ojos del gran maquiavelismo.

 La máscara velada sucumbe en la penumbra
y heredará la vida con la unión de las razas.     
Soñé que en cielo oscuro la esperanza vislumbra.

Despojaré el olvido de sombras de amenazas.
A los espectros del fuego la sangre acostumbra                                                       
más para arrancar la vida hay que romper mordazas.   
 

  Graciela Salas

Estos son solo algunos ejemplos de los más de 50 poemas que podrá encontrar en el libro de poesía Kaleidoscopio
de la autora Graciela Salas publicado en mayo del 2008. Si lo desea, solicite un ejemplar
(solicitar)

< Volver

Graciela Salas | www.gracielasalas.com | info@gracielasalas.com